Cursos de Ruso en escuela de idiomas

¿Porque un curso de idiomas en Rusia?
La lengua rusa es de gran importancia a nivel mundial. En el siglo XX este idioma empezó a tener relevancia, pero fue más adelante cuando la lengua rusa empezó a adquirir más prestigio: a partir de 1991, momento en el que la URSS se divide y Rusia resulta ser la republica más grande del mundo.
Hoy en día 250 millones de personas en el mundo hablan ruso. Es la lengua oficial de Rusia, uno de los seis idiomas oficiales de las Naciones Unidas y una de las lenguas oficiales de Kirguizistán, Kazajistán y Bielorrusia.
Actualmente es la lengua materna de unos 137 millones de rusos además de los diversos grupos étnicos que la utilizan como primer idioma. Es un idioma muy estudiado en muchas de de las antiguas republicas soviéticas.
El hecho de saber ruso abre muchas posibilidades de trabajo en el mercado laboral de Europa Oriental, e igualmente en diversas empresas dedicadas al comercio internacional. También puede ser muy útil en determinados estudios, sin olvidar ante todo que aprender la lengua rusa aporta una serie de conocimientos enriquecedores sobre la cultura y el país, conocimientos que solo descubriréis si realizáis un curso de idiomas en Rusia, ya que es allí donde os sumergiréis en esta apasionante cultura.

Cursos de Ruso en escuela de idiomas

Las clases particulares suponen toda la atención y concentración del profesor en un único alumno, lo que propicia el rápido aprendizaje del idioma. Los cursos individuales son diseñados para el alumno, lo que garantiza la perfecta adaptación del contenido a los objetivos del estudiante.
Un curso individual en el extranjero es la mejor manera de aprender rápido un idioma.

Generalmente se trata de cursos en grupo por las mañanas y de cursos individuales por las tardes. Con esta combinación el alumno se beneficia de las ventajas de las clases particulares y de los beneficios que aportan las clases en grupo, como el diálogo con los compañeros.

Cursos para la adquisición de competencias linguísticas a nivel escrito y oral. Según vuestras necesidades podéis escoger el número de horas semanales para seguir una formación más o menos intensiva

Estudia un idioma en el extranjero durante 3, 6 o 9 meses.
Esta fórmula proporciona una dimensión internacional a tu aprendizaje y aporta una doble ventaja: además de aprender un idioma tendrás en privilegio de vivir una temporada en otro país.